Un blog personal sobre algunos de mis juegos de rol preferidos,
a los que juego, y dirijo... y de vez en cuando preparo aventuras y otras ayudas.

miércoles, 19 de julio de 2017

Dragaera XIII: Hechicería de alquiler

Hechicería de alquiler

En el Imperio Dragaerano es relativamente común que los hechiceros ofrezcan sus poderes a cambio de oro, usándolos para prestar un servicio remunerado. Los precios, eso sí, suelen ser exorbitantes para el hombre de la calle, y están sólo al alcance de ciertas personas, como la alta nobleza, los asesinos legendarios o los aventureros irritantes. En buena medida, esto se debe a que la práctica de la hechicería es potencialmente muy peligrosa. Además muy pocas personas tienen las capacidades innatas para convertirse en grandes hechiceros. Y, por último, sólo está permitido aprender y usar efectos complejos a los dragaeranos de casas nobles. De todas formas, la hechicería te puede hacer muy rico, pero todo lo que la rodea sufre de una gran inflación y el dinero se gasta con rapidez (en grimorios y bibliotecas arcanas, maestros, etc.).

A continuación se ofrecen ejemplos de algunos servicios de hechicería y sus precios, tanto legales como ilegales. A partir de estos precios, el máster puede extrapolar otros que quiera incluir en su campaña. 

El servicio más común que presta un hechicero es el de teleportación (tanto de personas como de objetos). El precio de enviar un objeto a una persona por teleportación es de medio imperial por cada legua dragaerana (5 km) de distancia, con una tarifa mínima de 5 imperiales. Para desplazar personas, el precio de una teleportación es de un imperial por legua recorrida, con una tarifa mínima de 50 imperiales. Asume que una sola teleportación incluye hasta tres personajes (sin contar al hechicero) y que no hay coste adicional “por pasajero”. Si el servicio prestado implica algo ilegal, en el caso de que se encuentre a alguien dispuesto a ello, los precios deberían multiplicarse por cinco, o por diez. Por ejemplo, teleportar a alguien para que cometa un crimen, aunque sea dentro de la misma ciudad, nunca debería hacerse por menos de 500 imperiales.

Las curaciones suelen ser también objeto de comercio: un uso exitoso del poder de curación por un hechicero le reportará unos 20 imperiales por herida curada.

Los nigromantes también pueden amasar grandes fortunas ejerciendo su trabajo. Realizar una revivificación con éxito se cobra a 3.000 imperiales como mínimo. Y un caso difícil puede reportar 5.000 imperiales al hechicero. Por otro lado, no es habitual cobrar si el proceso no se completa con éxito. En cuanto a prevenir una revivificación, el uso de ese poder (que casi siempre es ilegal) suele cobrarse a 300 imperiales; no es demasiado alto porque hay formas expeditivas de evitar la revivificación, al alcance de cualquiera. Por último, la curación mayor, un poder también propio de nigromantes, se cobra a unos 500 imperiales.

Tabla-resumen de la hechicería de alquiler
Poder
Precios (consultar también el texto)
Curación
20 imperiales/herida.
Curación mayor
500 imperiales.
Enviar objeto
½ imperial/legua dragaerana (5 km), mínimo 5 imperiales.
Prevenir revivificación
300 imperiales.
Revivificación
3000-5000 imperiales.
Teleportación
1 imperial/legua dragarana (5 km), mínimo 50 imperiales.




No hay comentarios :

Publicar un comentario